top of page
Buscar

5 MITOS Y LEYENDAS DEL VINO

 

     Mitos y leyendas urbanas nos engañan continuamente en muchos temas, pero en el vino particularmente nos hacemos eco de muchos de ello por no comprobar la información correcta. Hasta la degustación de París en 1976, el mito de que Francia era el único país que podría producir vinos de alta calidad vivía en la mente de enófilos. Es posible que te rías de los mitos que siguen a continuación o que ya lo hayas leído antes, pero aún así,  algunas personas todavía están engañadas por ellos.




1. No puedes envejecer vinos sellados con un cierre distinto:


    De hecho, los datos muestran que los tapones de rosca o twist-off como se llaman a veces, son más consistentes en el sellado de vino que el corcho. A la industria del corcho le gustaría que creyeras lo contrario, pero no lo compres, las tapas roscadas están aquí para quedarse y no tendrás problema en dejar que estos vinos envejezcan.


2. Maridar el vino blanco con pescado o pollo y el vino tinto con carne roja:


    Aunque esta es la respuesta más común a "con qué vino debería emparejar los alimentos", es incorrecta. La mejor forma de maridar la comida y el vino es por análisis de los sabores de la comida y los sabores del vino. Por ejemplo, si vas a asar el pescado de la temporada con un poco de sal, limón y mantequilla, decidirte por un Sauvignon Blanc agradable con notas de cítricos, o un Chardonnay con sabores a mantequilla sería un gran trabajo. Sin embargo, si el salmón será cubierto con salsa de zarzamora, sería más adecuada la elección de un vino tinto afrutado como un Pinot Noir, Merlot, o incluso un Syrah.


  Lo mejor que puedes hacer es leer la descripción de la etiqueta de los vinos y luego emparejar con su semejante.

    También es útil comprender que los vinos con taninos firmes funcionan mejor con platos salados, o que los vinos ácidos necesitan de un plato con un poco de ácido, o que la comida picante cómo funciona mejor es con vinos con un poco de azúcar residual y no un nivel elevado de alcohol.


3. Puedes discernir la calidad del vino mirando las lágrimas que deja en la copa:


Agitas tu copa, la dejas reposar y observas que una fina capa transparente se ha pegado en el interior del cristal, y comienza a gotear hacia abajo. Algunas veces conocido como las lágrimas, se trata simplemente de una pequeña cantidad de alcohol y agua que se adhiere a la superficie del vidrio, entonces el alcohol se evapora y el agua gotea de regreso al interior de la copa ¿Por qué? El agua es un componente principal del vino y el alcohol se evapora mucho más rápido, así que cuando dejas la copa, el alcohol se evapora y la tensión superficial del agua aumenta provocando la formación de gotas de agua de las que toma el control la gravedad. Esto no es una medida de la viscosidad o la calidad del vino, así que no te preocupes.


4. Todos los vinos mejoran con la edad:


    En realidad, un número muy pequeño de los vinos tienen la estructura adecuada para soportar el envejecimiento. La mayoría de los vinos se hacen con la intención de abrirse dentro de pocos años. La pequeña cantidad de vinos que reúnen la mayoría de trofeos de la prensa son los que se han construido durante más tiempo de envejecimiento, y la mayoría de la gente ni siquiera compra estos vinos. Así que si has estado guardando Zinfandel blanco desde hace 10 años porque crees que es cada vez mejor, puede ser que desees reducir tus pérdidas ahora.


5. Oler el corcho en un restaurante te dirá si el vino es malo:


El corcho huele a... bueno, a corcho, y no te dará una indicación de la calidad del vino. Es el vino el que desea el olfato, el corcho sólo se ofrece para un examen rápido. ¿Qué debes estar buscando cuando el mesonero te muestra el corcho? Si estás comprando una costosa botella, la cosa más importante que se quiere evitar es el fraude, y si estás en un restaurante de renombre, que van a comprar de fuentes confiables, pero de nuevo, esta es sólo una precaución. ¿Aparece el nombre de la bodega, el logotipo o información de otras marcas en el corcho? ¿El corcho ha sido dañado, comprometido, permitió la filtración de alguna manera? ¿Si es una botella más cara, el año estampado en el corcho coincide con la cosecha del vino? Estas y otras interrogantes puedes hacerte para saber si el vino es de buena calidad.


  


   


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page