top of page
Buscar
  • Foto del escritorRosaura Pineda

PARED DE CHICLES EN SEATTLE O THE GREAT GUM WALL


Seattle es un ciudad increíble que me gusta mucho y cada vez que tenemos oportunidad la visitamos, tiene muchísimos lugares interesantes para conocer y pasear, buena gastronomía y mucho arte, entre estos lugares hoy quiero hablarles de uno que más que interesante es bastante peculiar y no puedo dejar pasar la oportunidad, se trata de la "Pared de chicles" o conocida en inglés como "The Great Gum Wall.



Si, así como lo leen, pared de chicle, esto nos hace preguntarnos si esto es ¿Arte callejero o una costumbre antihigiénica?, pareciera una verdadera obra de arte, pero la realidad es otra.


The Great Gum Wall, la pared de los chicles de Seattle es una de las grandes atracciones turísticas de esta ciudad americana en el estado de Washington, y pese a lo desagradable que supone su existencia y mantenimiento, sigue siendo atractiva para los visitantes. De todas las veces que he ido a Seattle nunca me había detenido en este punto a pesar de haber estado muy cerca, pero en este último viaje sentí mucha curiosidad y caí en la tentación y nos acercamos, es increíble.



La pared está situada concretamente en el callejón de Post Alley bajo el Mercado de Pike Place. Esta pared está muy cerca de la taquilla del Market Theater, un teatro local. La tradición de pegar chicles usados en la pared comenzó en 1993 cuando los asistentes a las obras de teatro pegaban sus chicles en la pared, a veces solos, a veces introduciendo monedas en su interior, mientras esperaban haciendo cola para entrar.


Con los años, la pared ha llegado a tener hasta 10 cm de grosor en capas y capas de chicles superpuestas. De hecho, por ser una costumbre antihigiénica y una de las atracciones turísticas más contaminantes por gérmenes existentes en el mundo, se han retirado los chicles varias veces pero en poco tiempo vuelven a ser colocados.


Parece ser que los habitantes y los visitantes de esta ciudad prefieren ver la pared cubierta de chicles. De hecho aunque se han eliminado con chorros de agua a presión dejando limpia la pared del callejón, en pocos días vuelve a estar repleta con nuevas "creaciones".


Se ha convertido en una tradición ir a hacerse una foto y parte de los sitios turísticos recomendados, y ha alcanzado su máxima popularidad al aparecer en una escena de la película "Love Happens" protagonizada por Jennifer Aniston en la que ella y su pareja en la película, mastican su chicle y lo pegan sobre los allí existentes.



Pero les cuento, que no es una atracción única en el mundo ya que en la ciudad de San Luis Obispo en el estado de California existe otro callejón similar llamado Bubblegum Alley, todo el que visita Seattle incluye entre sus preferencias hacerse una foto entre los chicles. Y a ti te gustaría conocer este lugar?



376 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page