top of page
Buscar

TORTA CHIFFÓN DE LIMÓN

Qué les parece comenzar la semana con la torta de chiffon de limón, ya que es un postre refrescante y ligero?


Este tipo de bizcochos son realmente adictivos. Son tan esponjosos, tan livianos que da gusto comerlos. Además, acompañados de alguna crema, un helado o cubiertos con un frosting de limón resulta un postre ligero y exquisito. A mí, tanto la versión de limón, como la de naranja, chiffon cake de naranja, me encantan.


La textura esponjosa se obtiene batiendo las claras de huevo y además tienden a ser más bajos en grasa saturadas que los pasteles de mantequilla, lo que los hace potencialmente saludables para consumir a diferencia de la torta común.


CHIFFON CAKE DE LIMÓN


INGREDIENTES:

  • 7 huevos (separadas las yemas y las claras)

  • 2 cups de harina de repostería ( 250 gr.)

  • 1 ½ cups de azúcar (375 gr.)

  • 15 gr. de levadura química tipo royal

  • 1 cucharadita de las de té de sal (teaspoon) (5 gr.)

  • ½ cup de agua (125 ml.)

  • 1/3 cup de zumo de limón (80 ml.)

  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)

  • 4 cucharaditas (teaspoon) de ralladura de limón (ralladura de 1 ó 2 limones)

  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

  • Cremor tártaro o chorrito vinagre (opcional).


ELABORACIÓN:


Separamos las yemas y las claras de huevo. Deberán estar a temperatura ambiente. En un bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, la levadura y la sal. Mezclamos bien todos los ingredientes secos.


Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el aceite de girasol, el agua, el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Una vez bien mezclados, se los añadimos a los ingredientes secos y removemos hasta que estén perfectamente unidos e integrados.


Ahora procederemos con las claras de huevo, en caso de utilizar cremor tártaro se lo añadimos a las claras de huevo y comenzamos a batir con las varillas eléctricas, batir a media velocidad hasta lograr picos suaves. No deberán estar montadas del todo. Cuando alcanzamos ese momento, paramos y se las añadimos a la crema anterior suavemente. Con movimientos suaves y envolventes, procurando que nos quede una masa aireada.


Colocamos la preparación en un molde. NO debemos engrasar el molde. “Cortamos la masa” con un cuchillo para eliminar las posibles bolsas-burbujas de aire que se hayan formado al colocar la masa en el molde.


Procedemos a hornear en horno precalentado a 200 grados C, cuando metemos el molde, en el centro del horno y sólo con la rejilla (nunca sobre la bandeja), bajamos la temperatura a 175/180º durante 50/55 minutos, hasta comprobar que está horneado.


Cuando sacamos del horno, inmediatamente invertimos el molde sobre sus patitas y dejamos enfriar sobre 1 hora aprox.


Pasado ese tiempo, corremos un cuchillo por todo el lateral del molde para despegar el bizcocho y también por la parte central. Terminamos de enfriar sin molde sobre una rejilla y ya está listo para ser degustado.



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page